El Centro de Rescate Las Pumas empezó a inicios de los años 60’s, cuando la deforestación de Guanacaste estaba en su auge. El hábitat de muchos animales silvestres se redujo y muchos de estos fueron capturados por los habitantes de la zona para tenerlos como mascotas en la casa o traficarlos ilegalmente.

Doña Lilly Bodmer de Hagnauer, dama suiza quien siempre tuvo una visión conservacionista de las especies nativas, inicio el “Centro” recibiendo, por parte de organismos nacionales como el Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones (MINAET), y en algunas ocasiones comprando animales silvestres a los vecinos; para salvarles la vida y darles un cuido adecuado.

En el 2001 muere Doña Lilly y para dar continuidad a su obra se crea en el 2003 la Fundación Hagnauer, una organización sin fines de lucro que tiene como fin contrarrestar los efectos de la cacería, deforestación y cautiverio de animales silvestres en la zona de Guanacaste. Para el año 2006 pasa a ser miembro de la Sociedad Protectora Animal Mundial (WSPA) como único centro de rescate animales silvestres en Costa Rica.

El principal objetivo del “Centro de Rescate” es atender animales que han sido extraídos de su medio natural y que son decomisados por las autoridades o entregados por personas preocupadas por su bienestar, para asegurar su recuperación en un ambiente idóneo y su eventual retorno al medio silvestre. Aquellos animales que no pueden ser regresados a su hábitat natural se les brinda los cuidados necesarios durante su tiempo de vida y bajo condiciones humanitarias y adicionalmente se aprovechan como potencial didáctico para  tratar temas como problemas de conservación de estos animales, en su medio ambiente.

Algunos de sus objetivos son también:

  • Colaborar con la conservación de los felinos silvestres por medio de programas de educación ambiental, de investigación, capacitación y manejo de felinos, en estrecha cooperación con diversas instituciones nacionales y extranjeras.

 

  • Cooperar en la conservación de fauna silvestre por medio de proyectos de reubicación, translocaciones y liberaciones en las Áreas Silvestres Protegidas.

 

  • Contribuir a un programa de educación ambiental dirigida a los visitantes (escuelas, familias, niños, estudiantes, turistas e investigadores) sobre los esfuerzos de conservación sobre felinos y otras especies en un ambiente casi-natural.